Gobierno Morelos

Exhorta SSM a prevenir enfermedades durante la temporada de calor

Versión para impresiónVersión PDF
B-10417
Cuernavaca, Morelos

 

  • Niños menores de cinco años y personas adultas mayores, los más susceptibles a estos  padecimientos  

Ante el aumento en la temperatura, sobre todo en la zona sur del estado, los Servicios de Salud de Morelos (SSM) hicieron un llamado a la población para prevenir enfermedades diarreicas agudas, así como el golpe de calor.  

La dependencia informó que a la fecha se tiene un registro de más de 14 mil 400 casos de enfermedades diarreicas agudas, siendo Cuernavaca, Jojutla, Jiutepec, Yautepec y Puente de Ixtla los municipios más afectados. 

Para prevenir los padecimientos diarreicos es necesario realizar prácticas sencillas como lavar las manos con agua y jabón, antes de preparar los alimentos, antes de comer, después de ir al baño o de manipular dinero o basura. 

Así como consumir agua embotellada, hervida o clorada; evitar comer alimentos crudos; lavar y desinfectar frutas y verduras, en especial las hojas como lechuga, cilantro, perejil, pápalo, col y brócoli, además de no tomar agua directamente de la llave ni de pozos o ríos. 

En relación al golpe de calor los SSM  recomendaron evitar exponerse al sol o realizar activación física durante los horarios de mayor radiación, es decir, entre las 11:00 y  las 16:00 horas. 

Además de consumir suficiente agua o bebidas con electrolitos, usar sombrillas, gorras o sombreros, así como ropa ligera y de colores claros. 

Las personas más susceptibles son aquellas que en los horarios de mayor radiación solar, se encuentran realizando alguna actividad física, como los jornaleros agrícolas y los trabajadores de la construcción, así como niños menores de cinco años, adultos mayores y personas con bajas de defensas por enfermedades agregadas. 

Las autoridades señalaron que el golpe de calor es más grave que la  deshidratación y la insolación, ya que éste se da un aumento súbito de la temperatura corporal y puede llegar a niveles donde el organismo deja de autorregular la temperatura, ocasionando delirio, desvanecimiento, convulsiones y, en algunos casos, la muerte.  

Ante síntomas como diarrea constante, deshidratación y/o desvanecimientos se pide a la población acudir de forma inmediata a la unidad de salud más cercana y se evite automedicarse.