Gobierno Morelos

Usuarios coinciden con beneficio de la ruta de la salud

Versión para impresiónVersión PDF
Usuarios coinciden con beneficio de la ruta de la salud
B-10935
Cuernavaca, Morelos
  • El transporte gratuito es una vía para lograr la independencia de las personas con discapacidad
  • Dejan atrás barreras, problemas de infraestructura y malos tratos de los conductores 

Karla García, de 32 años de edad, aprendió a vivir y desenvolverse con discapacidad desde niña; como una persona independiente sabe enfrentar obstáculos y superarlos, acudió a la escuela y está en trámites para titularse como sicóloga en el área educativa; sin embargo, considera que transportarse de un lugar a otro para las personas con discapacidad, siempre ha sido, además de engorroso, caro. 

“¡Imagínate yo me transporto en puro taxi!, Ahorita voy a la UBR de Zapata y fácil me van a querer cobrar 40 pesos; me acabo de enterar de este servicio gratuito y voy a probar, para nosotros es una gran ayuda. 

"Se ha estado hablando, a nivel gobierno, de la independencia de las personas con discapacidad, pero a nosotros no es tanto que nos detenga mucho la discapacidad sino el costo del transporte y lo que eso implica, si yo me gasto diario entre 80 o 90 pesos eso detiene mi crecimiento si no tengo los recursos, pero ahora cuánto nos ahorramos”, detalló. 

En Morelos, hay personas con discapacidad que viajan diario -o al menos cada tercer día- para recibir terapias de rehabilitación o atención médica, como es el caso de Patricia Chávez, quien acude diariamente a recibir terapia en el Centro de Rehabilitación y Educación Estatal (CREE). 

“Sí, este transporte tiene beneficios, es una manera económica de tener acceso a este servicio que te permite viajar de manera adecuada y cómoda, sólo hace falta conocer el camión por dentro; es perfecto porque tiene elevador, tiene seguros para las sillas de ruedas, los asientos traen todos cinturones de seguridad y el espacio adecuado”. 

Alrededor de las 13:00 horas, cinco personas -dos en silla de ruedas y tres adultos mayores- esperan a la altura del CREE la llegada de la Ruta de la Salud, mientras que alrededor de 20 más, entre ellos mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad, estaban listos para abordar el camión adaptado. 

“Cuando viene una persona con silla de ruedas debemos ayudarle a subir, acomodarles y preguntar si quieren sentarse en el asiento o seguir en su silla, para eso nos capacitaron, tuvimos que hacer pruebas, fuimos elegidos por capacidad y carácter entre 20 aspirantes; nos seleccionaron a seis personas, tres trabajamos hoy y tres mañana; hemos aprendido a entender la discapacidad”, explicó Juan Carlos Avante, conductor de la Ruta de la Salud. 

En Morelos, el 5.7 por ciento de la población, alrededor de 101 mil 240 personas tienen alguna discapacidad, principalmente motora y requieren apoyo para trasladarse.